Loading...

miércoles, 22 de julio de 2009

Otra vez vuelvo a casa








Otra vez vuelvo a casa

como Ulises a Ítaca

tratando de pasar por invisible

que no escuchen el chasquido de la llave

el lamento de la puerta al abrirse

el grito de mi sombra al ser violada por la luz

lo vacío de mi pupila sin imágenes dentro.

convertido en pez urbano

nadando bajo este diluvio que humedece los huesos

descalzo sobre la misma tierra

con la piel expuesta a este verano perenne

en este otoño de hojas blanca sin apuntes

sin firmas al pie de paginas

sin mas alma que el aire de mis pulmones

buscando la voluntad de Dios

traspapelada y obsoleta en este mundo

tapando esos ídolos sin cabezas

sin bocas ni ojos

que no pueden mirarme de soslayo.

De vuelta nuevamente a este lugar

una caja oscura con ruidos artificiales

con luces tenues que suenan casi mudas

con navajas que brillas en lo oscuro

con piezas de puzzles manchadas y marcadas

con recibos firmados por cancelar

colgados a las paredes

y no puedo degollarme sin ruido ahora

a menos que pise con cautela la grama.

martes, 26 de mayo de 2009

Espina




Ha sacado sus harapos escondidos
Como quien ve salir el sol al medio día
Como quien teme que se dañen de humedad
Ha sacado sus cueros curtidos todavía sangrientos
Esa espina le punza allí donde afinca mas la piel
Sangrar internamente no hace bien
Es necesario abrir un orificio donde drene lo atroz
No puedes lavar tu cara sabiendo que esta quemada
Es mejor dejar que seque y descostrarla
Sacar la piel de nuevo sin contaminantes
Forzar esa sonrisa cual si te faltara un diente
Allí empieza a llover de nuevo
Y nuevamente los ríos intentan lavar sin lograrlo
Esos escombros que se quedan remolinando en las cunetas
En los sueños de noches sin lluvias sobre el tejado
Esos papiros pegados como murales contestatarios

esas ganas de almorzarte a tu contrario sin ninguna ventaja

esa espina que taladra sin remedio

de nuevo... de nuevo...

....nuevamente llueve.

Luis.


domingo, 12 de abril de 2009

Prontuario de Resentimientos






















Archivos marcados con equis

sellados al reversos de sus ojos

así cualquiera se gana el infierno

ocultando la palabra precisa

camuflada

socavándolas al aire libre sin ventisca

cual comentario inocuo descuidado

se disemina por la atmósfera

Discernir sobre tu cuerpo

eso ya lo he agotado

planear con mis pupilas sus contornos

detenerme en el sitio preciso

desatar un suspiro que se escurre tras las sombras

amenazar con el verbo en la punta de la lengua

y volver a ser preso del deseo falaz

vomitarme al cansancio estas ganas

calcinando ese infierno

ganado a punta de malicia pura

Volver a emborracharme si es preciso

activar una alarma en el punto prohibido

donde convergen duda y determinación

allí donde la mano tiembla posesa de lujuria

se entrecorta el aliento y turban los sentidos

se acrecienta el olor pegado a la paredes

como un almizcle acre y dulzor a la vez

se borran las palabras convincentes

los miedos concebidos

y no existe el libreto

solo esa antesala segura del infierno

que se muestra explayado y complacido….

Luís Guillén

martes, 31 de marzo de 2009


FUGA

Saldré por la esquina

sin sombrero de copa

ni sobresaltos negros

sin capas sulfatadas

ni cuerdas de trapecios

sin luces de neón

ni pancartas gigantes

Saldré por la esquina

de tu cuerpo sin patria

envuelto en tu bandera

incendiada de sueños

en tu verde esperanza soñolienta

Saldré por gusto y cuenta

con las tablas del olvido

sobre los recuerdos de mi cabeza

sin mirar los relojes sobre el tiempo

sin tímidos fantasmas de emergencia

sin besos en la frente o al reverso

pero me quedare...

en la nomenclatura geográfica de tu anatomía

en cada lunar autóctono

en cada zona foránea de tu vientre

en cada monte intrincado

de la adyacencia entre tus piernas

en la planimetría de tus senos

como un sitio alumbrado por satélites

y saldré….

sin descargas de risas

ni rastros de lo siento

sin caricias eufemicas

sin chispas analgésicas

sin un acto de cierre al final

sin violencia violenta

saldré extirpándome por dentro

sin llorar por fuera esta tristeza.

Luis.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Desvario


Otra vez tu y tus fantasmas

tus flores balsámicas

tocan a la puerta con violencia

es un llamado estridente

pero a la vez tentativo

un coletazo de insistencia

malicia premeditada

Las fauces de mi rabia

desdentadas

solo gruñen con rencor

un rojo bermellón dentro de mis vísceras

no piensan con cordura

Amanece de pronto

la lluvia se mece apacible

ahora soy gusano y pájaro

la semiente se deglute

este vacío profundo se agudiza

no puedo extirpar este epicentro

son disparos a la humanidad de mi sombra

malditos virus que se comen mis entrañas

me lanzan la vergüenza a la cara

se mofan de mi abrazo con la muerte

se esfuman tras la esquina

sin dejar evidencias.

Luis Guillén

martes, 3 de febrero de 2009

Catarsis


Volcado en el sepulcro

disecado de risa 

he matado la rabia

ignorándote de improvisto

uno a uno

se apagan los luceros

en vientre tan oscuro

te soplo un llanto fúnebre

se cuela el silencio

los grillos te desvelan

hostiles y resecos

deshidratados de llorarte

tu cortejo se pierde

horizonte adentro

se retuercen los perros 

afónicos sobre el tejado

sus ladridos lastimeros

han abierto una nada inexistente

y allí tu

intangible y eterna

haz cruzado el umbral de lo desconocido

ahora si te desconozco sin verte 

solo un recuerdo vago

me rasca las neuronas al reverso

y es un ciclo difuso degradado

donde reincido en amarte

vuelvo a ignorarte

vuelvo a asesinarte

me seco de llorarte

hasta encontrarte nuevamente.

Luís.



viernes, 30 de enero de 2009

Re-sentimiento

Alineación a la derecha

Así la sorpresa clandestina

así la lluvia desde dentro riega

así me tapas las goteras de mi pecho

así me vuelvo loco.

Así temblando al rededor de mi propio encierro

así desnudo como prófugo  del adsurdo desvarío

así como bala caliente a quema ropa

así destajo el verbo y lo difumino.

Así no quiero seguir con resquemores

con arañazos que luego no aparecen 

que se vuelven impunes con la boca remendada

que carecen de antecedente alguno

que mata el alma sin remedios de pruebas

así no juego ahora

así boto tierrita y así me voy.

Así suelto este réquiem sin más preámbulo

sin visas claudicadas ni masajes de sesos

proclamo mi entereza de no volver al foso

al infierno ganado con saña

así que ya no juego

así que ya me voy.

Luis Guillén


jueves, 29 de enero de 2009

Deponer las Almas


Deponer las almas ahora 

esta calle se ha hecho demasiada ancha 

esta risa ha sido forzada hasta el limite 

esta habitación se ha llenado de fantasmas 

esta locura se ha vuelto cuerda de la noche a la mañana 

Desnudar las almas ahora mismo 

esta escalera al cielo se le han rotos los peldaños 

la cuesta hacia la sonrisa se fracturo una pierna 

la amargura se apoderó de los rincones 

sobre el tejado hacen maromas los buenos momentos 

es peligroso este encierro de palabras agudas 

de oraciones donde el sujeto en primera persona  

dictamina el predicado de forma hermética e irreversible 

y el significado del verbo se confunde e irrita.

Luis Guillén

martes, 27 de enero de 2009

Reincido en extrañarte.


Este desvelo de sabanas sin cuerpos

este ventilador sin calor que calmar

esta oscuridad que no evita tu luz

esta ausencia tangible que me embarga

esta risa sin gracia que se fuga de mi boca

esta manera tonta de decir la verdad

estos besos empacados sin remitente alguno

este desangre de extrañarte a morir

de echarte de menos al menos algo mas

esa mirada huidiza que se cuela en la mía

tus chistes tan en serio que parecen verdad

volcados en mi mente sin ninguna reserva

extasiado como loco de ti

esta soledad que me marca tu espacio

que grita casi muda al fondo de la casa

que sella en el silencio

que dice que no estas.

Luis Guillén.
Despistado e incoloro
una ráfaga de humo que emerge
carmín color chillón
un labio más prominente
el otro tímido y delgado
aroma que pasa por la calle del medio
olor a orine callejón oscuro
un borracho que vomita la bilis
y el sexo hace de las suyas
escondido tras farol sin bombillas
esta cabeza no me reconoce
un millar de cosas revolotean en ella
cervezas
figuras sudadas
carcajadas y saliva
el aullar de un gato desgarbado
un ¡carajo! sin recato
escupido con ganas
sobre la humanidad de un ser voluptuoso
que presume pureza excedida
una silla rota sobre un cráneo que chorrea
sangra como un demonio
pero ríe cual loco de atar
cuervos negros desplumados con hipo
sudadera sudorosa y sudada
canción ronca sin pudor
mano clandestina que se da a la fuga
bajo falda corta de saten
cigarrillo a medio terminar
Soy un acertijo verdadero
consigo descifrarlo
mientras me encuentro solo
y el sol vuelve a bañar sin clemencia
el techo de aluminio
rebulle de calor
y la cabeza no es redonda
sino un cubo de hielo
tratando de congelar recuerdos
trasnochados allí
en el fondo de ese vaso en el bar.

Luís.