Loading...

martes, 27 de enero de 2009

Reincido en extrañarte.


Este desvelo de sabanas sin cuerpos

este ventilador sin calor que calmar

esta oscuridad que no evita tu luz

esta ausencia tangible que me embarga

esta risa sin gracia que se fuga de mi boca

esta manera tonta de decir la verdad

estos besos empacados sin remitente alguno

este desangre de extrañarte a morir

de echarte de menos al menos algo mas

esa mirada huidiza que se cuela en la mía

tus chistes tan en serio que parecen verdad

volcados en mi mente sin ninguna reserva

extasiado como loco de ti

esta soledad que me marca tu espacio

que grita casi muda al fondo de la casa

que sella en el silencio

que dice que no estas.

Luis Guillén.

No hay comentarios: