Loading...

miércoles, 11 de febrero de 2009

Desvario


Otra vez tu y tus fantasmas

tus flores balsámicas

tocan a la puerta con violencia

es un llamado estridente

pero a la vez tentativo

un coletazo de insistencia

malicia premeditada

Las fauces de mi rabia

desdentadas

solo gruñen con rencor

un rojo bermellón dentro de mis vísceras

no piensan con cordura

Amanece de pronto

la lluvia se mece apacible

ahora soy gusano y pájaro

la semiente se deglute

este vacío profundo se agudiza

no puedo extirpar este epicentro

son disparos a la humanidad de mi sombra

malditos virus que se comen mis entrañas

me lanzan la vergüenza a la cara

se mofan de mi abrazo con la muerte

se esfuman tras la esquina

sin dejar evidencias.

Luis Guillén